Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

10 años de Caraslargas

Este año la banda de hip-hop chilena cumple 10 años desde sus primeros ensayos y conformación

Los Caraslargas son un proyecto musical como pocos. Una mezcla perfecta entre el jazz y el hip-hop, con elementos del rock, del funk y de otros géneros musicales que invitan al movimiento. Todos estos factores se juntan en cada canción brindando una experiencia que puede ser tanto catártica como relajante.

La lírica de los Caraslargas además de profundamente crítica y reflexiva, es absolutamente idiosincrática. Este elemento es lo que los ha caracterizado desde su inicio, y lo que los sigue diferenciando del resto del hip-hop tocado con banda. En otras palabras, solo los Caraslargas se atreverían a partir un disco enunciando «Pan con tomate, porotos y lentejas…» para terminar hablando de la revolución pingüina y condenando el chovinismo.

 

 

Oriundos de Santiago de Chile, pero también con miembros de Iquique y Chiloé, los Caraslargas comienzan su travesía a mediados del 2013. Con sesiones de ensayo que fueron suelo fértil para jugar con sus influencias musicales y dejar fluir sus ideas, lo que más tarde terminaría por entregarles su característico sonido.

Sonido con el que han logrado plasmar, tal artista en su lienzo, las rabias, frustraciones y contradicciones de toda una generación. Con suaves teclados que fluyen como olas sónicas de terciopelo, melodías de saxofón que se imponen con fuerza y elegancia ante líneas de bajo que se columpian entre baterías y guitarras que perfectamente podrían formar parte de la banda sonora del rock más pesado, o del más elegante jazz.

 

 

Para el año 2015 los Caraslargas nos trajeron su primer álbum de estudio, titulado: LP I. Este disco lleno de ideas frescas, música atrapante y letras críticas del orden político y social, nunca pierde de vista el humor en sus rimas y juegos de palabras.

Con un catálogo que oscila entre relatos de andar en metro, comprar en la feria, reflexiones fantásticas, y anécdotas de grupos de amigos, la banda de hip-hop logra plasmar una experiencia inequívocamente santiaguina; con todas sus luces y sombras.

Es ahí donde este proyecto musical brilla más que cualquier otro de su generación: en hacerte vivir, a través de sus letras, una experiencia cotidiana y universal que se siente como única. Lo que al parecer tienen muy claro en la banda, porque este es un trabajo que sabe muy bien cuáles son sus fortalezas. Y no tiene problema en sacarles el jugo en cada canción, pero de una manera distinta, estrujando toda la creatividad disponible.

 

 

Ya para el 2018 la banda de hip-hop nos trajo su segundo LP, titulado coincidentemente: LP II. Un trabajo que luego de los primeros segundos de escucha ya demuestra un resultado más refinado, pero también más maduro. Para esta pasada los santiaguinos nos dan la bienvenida con un exquisito instrumental titulado Ipsoflato. Que sirve como una gran introducción musical para el segundo tema: Donsalo. Un viaje lírico que encapsula perfectamente la esencia de la banda.

Pero no es hasta Atrás, la mejor canción de amor que se escribió en este país durante la última década, que se siente el crecimiento de la banda. Tanto en arreglos jazzeros más refinados, como en románticas letras que no por eso sacrifican su característico humor. Pero no todo es música, sino que también es crecimiento.

Sin duda, en LP II los Caraslargas lograron superar en todo aspecto su trabajo previo, construyendo sobre las fuertes bases musicales que sentaron en su primer trabajo discográfico. Con aún más carácter, letras que sin perder su encanto demuestran crecimiento y una producción musical mucho más pulida.

 

Así que compadre/comadre ponga oreja, que ¡Caraslargas representa!

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en