Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

14 años de League of Legends

Un día como hoy se estrenaba uno de los juegos más populares de todos los tiempos.

Tras meses de trabajo y semanas de testeo en una beta cerrada, el 29 de octubre de 2009 los servidores de Riot Games se abrieron para el público general, dando paso a las primeras partidas de uno de los juegos más importantes de las últimas décadas: League of Legends. El título que prácticamente definiría un nuevo género, los MOBA, o Multiplayer Online Battle Arena. Un nuevo tipo de juegos caracterizados por su velocidad y estrategia, cualidades primordiales para tomar decisiones en cuestión de segundos, alcanzando ritmos nunca antes vistos.

League of Legends es un videojuego para PC donde dos equipos de cinco jugadores se enfrentan en la famosa grieta del invocador. El objetivo es abrirse paso a través del mapa para llegar y destruir el nexo enemigo mientras se viven batallas donde priman los reflejos, la comunicación y la estrategia entre compañeros. El juego consta de diferentes roles y posiciones, en los cuales puedes elegir entre casi 200 campeones, cada uno con poderes y habilidades diferentes. Además, cuenta con otras modalidades de juego, como el ARAM, donde los grupos se enfrentan en un todo vale y el TFT, un auto-battler en el que posicionas a tus campeones en un tablero para luchar con el objetivo de sobrevivir.

El MOBA desarrollado por Riot Games celebrará su 14º aniversario. La Grieta del Invocador se hace cada vez más grande con el paso del tiempo; el éxito de League of Legends no ha hecho más que aumentar, convirtiéndose en todo un referente en su género, expandiendo su universo más allá del gameplay y colocándose como uno de los pilares más fundamentales de los esports. Este éxito se ha medido en cifras. Según su desarrollador, el juego ha llegado a registrar 8 millones de jugadores al día, convirtiéndose en el título más popular de PC. Pero, ¿por qué llegó a ser tan famoso? Para encontrar esa respuesta, tenemos que retroceder unos cuantos años atrás.

Un poquito de historia del League of Legends

League of Legends
Una de las primeras imágenes

Tras juegos como Warcraft III y Dota, que destacaron en el género MOBA, se sentaron las primeras ideas para League of Legends de la mano de Steve “Guinsoo” Feak, quien diseñó Dota: Allstars. Estos conceptos se utilizaron luego en otros videojuegos. Fue en este contexto donde se popularizaron conceptos como los tres carriles, el sector de la jungla, las bases y las torretas. Unos años después, Guinsoo se convirtió en el diseñador principal de Riot Games. La idea ya estaba planteada: crear un videojuego de estrategia en tiempo real único, que no dependiera de ningún otro título, sino que tuviera su propia esencia.

El lanzamiento oficial de League of Legends fue algo bastante inusual para la época, ya que se estrenó con la etiqueta de free-to-play. En ese momento, las consolas controlaban el mercado de los videojuegos y el uso de las computadoras como plataforma estaba marginado. Los juegos de alto presupuesto estaban designados por un precio y algo gratis era sinónimo de piratería, baja calidad o del famoso pay-to-win, en el que el dinero te ayudaba a obtener mejoras para los enfrentamientos. ¿Cómo sería rentable? Ahí es donde entra la genialidad de Riot, que agregó la opción de pago únicamente para skins, atuendos y uniformes de los campeones.

El LOL ya había nacido y con el inicio de la temporada llegaron los rangos, las divisiones y las partidas competitivas, que fueron el impulso inicial para el comienzo de los torneos de e-sports. Aparecieron las tablas y los rankings donde se nombraban a los mejores jugadores, y con ello, un anhelo para mejorar y destacar por encima del resto. Empezaron a surgir las primeras competiciones a nivel regional y nacional, para luego culminar con los Worlds, un torneo mundial de prestigio. Latinoamérica nunca se quedó atrás; en 2014 aparecieron las primeras Finales regionales y las Paradas Competitivas, donde se enfrentaban equipos locales en diferentes países, llenando estadios en Argentina, Chile, Colombia y México.

Está claro que League of Legends es un referente no solo en el mundo de los videojuegos y los esports, es también un fenómeno social y cultural. Esto se debe en parte al universo que ha creado a su alrededor, no solo dentro del juego, sino también fuera de él a través de novelas, cómics y cortos animados.

En 2021 se estrenó Arcane en Netflix, una serie animada basada en el universo y el lore de los campeones de la grieta. Una serie que superó todas las expectativas, llegando incluso a ganar un Emmy a la mejor serie de animación del año.

Para un juego que se centra en enfrentamientos jugador contra jugador, ignorando una línea narrativa determinada que las guíe, Riot ha logrado generar un ambiente sorprendentemente envolvente, con complejas historias y mundos detrás de cada personaje, más allá del gameplay en sí, y Arcane es prueba de ello.

En definitiva, League of Legends ha logrado posicionarse como uno de los gigantes de la industria, con una de las comunidades más activas y masivas de todo el mundo. Su impacto no se limita a la industria de los videojuegos, sino que ha influenciado la forma en que se perciben los e-sports y ha construido comunidades globales unidas por la pasión por la estrategia y la competencia. En su cumpleaños número 14, su legado perdura, recordándonos que los videojuegos no solo son un medio de entretenimiento, sino una fuente de inspiración para millones en todo el mundo.

 

 

 

 

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en