Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

4 años después: Las canciones que narraron el estallido social

Se cumplen cuatro años del inicio de las protestas que marcaron la historia reciente del país, el estallido social.

Desde el 18 octubre del 2019 hasta marzo del 2020, millones de chilenos salieron a la calle para protestar contra la histórica desigualdad. A pesar de que la rabia ciudadana se desencadenó por la subida de 30 pesos en el pasaje del metro de Santiago, los ciudadanos de todo el país dijeron “basta ya” a la corrupción, las injusticias sociales, las pensiones precarias, la desigualdad económica y al arduo acceso a una educación y sanidad de calidad

Por su parte, la industria musical chilena no se quedó atrás en la lucha social. A través de sus melodías y líricas, los artistas chilenos denunciaron los hechos acontecidos y los antecedentes sociales del país, colaborando en la idea de que “Chile despertó”. Hoy, 4 años después de uno de los clivajes sociales más importantes en la historia reciente chilena, queremos recordar las obras que, al igual que millones de chilenos, sintieron la necesidad de alzar la voz. 

 

Ana Tijoux – Cacerolazo

Una de las canciones que se viralizaron por redes sociales con gran rapidez y lideraron gran parte de las protestas. Representando el plan de acción más pacífico, el cacerolazo, Ana Tijoux volvió a reunir las demandas sociales que la ciudadanía chilena denunciaba. Tras su éxito Shock, elaborada en el marco de la movilización estudiantil del año 2011, la artista franco-chilena puso nuevamente melodía y voz al ambiente de crisis social que se respiraba en las calles. 

 

 

Alex Anwandter – Paco Vampiro

Durante el estallido, uno de los personajes principales fueron los carabineros, o también conocidos como pacos. La institución fue muy criticada por los abusos y medidas de represión que realizaron en las calles de todo Chile. Justamente de esto habla Alex Anwandter con Paco Vampiro. Narrando en primera persona la historia de un manifestante más. La canción cuenta cómo en el país se respira constantemente “un olor a lacrimógena” en los últimos 30 años, en el que la represión policial está a la orden del día.

 

 

Movimiento Original – Despierto

Bajo una base de charango y quena, el grupo de hip hop Movimiento Original lanza un mensaje claro y conciso en el que se manifiesta que Chile despertó y no va a dar marcha atrás. Con el objetivo de tomar consciencia de la situación, el trío musical pone de manifiesto el descontento colectivo y la lucha que, según el propio grupo,  es «por los de ahora y los que vendrán».

 

 

Nano Stern – Regalé mis ojos

Una de las canciones más emotivas en ese momento, en la que se homenajea a las víctimas y fallecidos del estallido, es Regalé mis ojos. Acompañado únicamente por su guitarra, Nano Stern canta por y para los que lucharon y perdieron la vida o parte de ella en el camino. El título hace referencia a las víctimas de trauma ocular como Gustavo Gatica, al que le cedió los derechos de autor de la canción.

 

 

Mon Laferte, Guaynaa – Plata Ta Tá

Posiblemente la canción que más se internacionalizó y provocó que el planeta escuchara al pueblo chileno. Mon Laferte colaboró con el artista puertorriqueño Guaynaa para denunciar las injusticias sociales que no solo afectaban a su país, sino a todos los países latinoamericanos en situaciones similares. Desde su estreno en los Latin Grammy del año 2019, donde la cantante viñamarina apareció con el texto: “En Chile torturan, violan y matan” en su pecho, la canción muestra una clara declaración de intenciones en la que América Latina ya no tiene miedo.

 

 

El Derecho de Vivir en Paz (versión artistas chilenos en el 2019)

Especial mención merece la multitudinaria versión del clásico El Derecho de Vivir en Paz de Víctor Jara (1971). La organización de Musicxs de Chile lanzó esta obra con más de treinta músicos. En esta reinvención de la obra de Jara, cada uno aporta con su estilo único, declarándose en contra de “las acciones del gobierno al militarizar las calles, asesinar y torturar a nuestro pueblo, elevamos este canto como un genuino intento para generar cambios profundos y estructurales en nuestra sociedad”.

 

 

Pablo Chill-E, Inti Illimani Histórico, Quilapayún – Aburrido

Uno de los juntes más inesperados de la escena chilena en la que la música urbana de Pablo Chill-E, se da la mano con el folklore tradicional de Inti Illimani Histórico y Quilapayún. A pesar de salir un año después de los acontecimientos, esta obra musical demuestra cómo el estallido social unió tanto a la sociedad chilena, que incluso los nuevos sonidos urbanos, logran conectar con los grupos con un pasado de abusos sistemáticos

 

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en