Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Baldur’s Gate 3: El RPG del año

Una obra que demuestra porque el género RPG puede seguir siendo de los pilares más importantes en la industria.

 

A veces se nos olvida que los juegos de rol se tratan, precisamente de eso, de rolear. La libertad de proponer, no solo de decidir; de acercarnos, pero también alejarnos. Olvidar que estamos dentro de un videojuego.

Percibir a nuestros compañeros como amigos y a nuestros oponentes como verdaderos enemigos. Crear una historia que no nazca desde preguntarnos si el juego nos permitirá hacer algo, sino de cuáles serán las consecuencias de ese algo.

Hay experiencias que prometen aquella libertad con mucha soltura, a través una frase que ya está manoseada hasta el cansancio, esa que dice: «esta historia la escribes tú».

Baldur’s Gate 3 es el referente más claro de cómo no venderte promesas, sino que darte lo necesario para que tu historia sea realmente diferente a la del resto.

Para muchos, el éxito de Baldur’s Gate 3 ha nacido desde la absoluta nada. Sin embargo, es necesario recordar que la gente de Larian Studios lleva años con este título en early access, y eso se nota. El nivel de cuidado al detalle lo convierte en un título muy pulido, rico en contenido y satisfactorio en cada momento. El estudio belga está escribiendo una de las historias de éxito más emocionantes de los últimos años, considerando que han estado cerca de la quiebra en 2 ocasiones.

Tomando la estructura de Divinity Original Sin 2 (el anterior juego de Larian Studios) Baldur’s Gate 3 parece ser la culminación no sólo de un largo viaje por parte de sus desarrolladores, sino que también la experiencia definitiva de los juegos de rol. Desde el más minúsculo detalle, la obra se expande frente a tus ojos con un objetivo muy claro, sentirse refrescante, pero al mismo tiempo como una vuelta a la génesis del género.

 

Corazón Sombrío, personaje secundario de Baldur’s Gate 3. (2023)

 

Finalmente, Baldur’s Gate 3 es aquel juego que siempre quisimos jugar. En el que perderse a través de sus bellos escenarios, analizar sus encriptadas propuestas y tomar las riendas de nuestras acciones es satisfactorio gracias a que, sin darnos cuenta, pertenecemos a este mundo.

Si bien la obra de de Larian está siendo todo un éxito, Baldur’s Gate 3 puede no ser para todo el mundo. El combate, y en general las reglas del mundo, provienen de la quinta edición del famoso juego de rol, Calabozos y Dragones. Esto, por una parte, convierte al título rotundamente en el mejor juego basado en esta franquicia.

Por otro lado, pasa a ser una propuesta densa con la cual debes tomarte tu tiempo, aprender de a poco las reglas del juego, mimetizarte con sus ideales y lograr entender lo que la obra pide de ti. La acción por turnos está ligada a los manuales del juego de mesa, por lo que nos exige ser estratégicos y tener un plan antes de entrar a combatir. En Baldur’s Gate 3 es muy difícil ir a lo loco, porque no es lo que busca, por lo tanto, no es lo que obtienes.

 

 

Puede ser cansador si no vienes con esa predisposición. Puede que aquella densidad de una curva de aprendizaje constante sea un obstáculo difícil de superar. Sin embargo, ese momento en el que logras encontrar tu lugar en este universo, será el momento de conocer al mejor RPG que hemos experimentado.

Lo que nos ha generado Baldur’s Gate 3 ha sido una emoción genuina por un tipo de juego que parecía destinado a morir. En la obra no vemos micro transacciones, no vemos contenido recortado ni DLC de pago.

Lo que vemos es cariño, identidad en cada esquina y una constante búsqueda de hacer un buen juego de rol sin más. Baldur’s Gate 3 es un milagro en un mundo donde en la otra vereda existe Diablo 4, Destiny, Genshin Impact y un montón de productos que, dentro de sus respectivos contextos, son la antítesis de lo que Larian propone con su obra maestra.

Baldur’s Gate 3 no solo está al nivel de Mass Effect 2, Dragon Age Origins, Fallout New Vegas, Skyrim, Pillars of Eternity, The Witcher 3 y todos los grandes RPGs del pasado, Baldur’s Gate 3 es quizás el más importante de todos.

No creemos que sea nuestra responsabilidad decidir si es o no el mejor RPG que se haya hecho nunca, pero si creemos que si alguna vez has soñado con un RPG que se entienda tanto a sí mismo que te permita amarlo con locura, Baldur’s Gate 3 será también el RPG de tus sueños.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en