Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Fifty Fifty: una caída sin precedentes

Siendo uno de los grupos con más éxito actualmente, Fifty Fifty está enfrentando una de las controversias más mediáticas de Corea del Sur.

Uno de los grupos de K-pop más relevantes de este año, sin duda, es Fifty Fifty.

Provenientes de una pequeña agencia llamada Attrakt, conocida porque su CEO apostó todo en este proyecto vendiendo su auto y utilizando sus ahorros familiares, el grupo fue catalogado como un milagro de la industria al no pertenecer a una de las grandes agencias de idols.

Y es que la agrupación femenina, que debutó a finales del 2022, ha logrado el éxito internacional gracias a su canción Cupid, la cual se estrenó hace cuatro meses y ya ha roto todo tipo de récords en Corea y el mundo.

 

 

Aun así, en la actualidad, lejos de disfrutar este inmenso reconocimiento y de lo que debería ser una meteórica carrera, el grupo y la empresa se encuentran en uno de los juicios más importantes de este último tiempo en Corea del Sur.

Diferentes demandas han resultado en el stop de la carrera de estas jóvenes artistas, quienes han dejado de promocionar su música y han abandonado grandes proyectos donde se les había considerado.

Pero, ¿qué ha sucedido? Resulta que el pasado 23 de junio, Attrakt publicó un comunicado donde indicaban que una integrante tenía problemas de salud y que sería intervenida quirúrgicamente, por lo que el grupo se tomaría una pausa para descansar.

El mismo día, otro comunicado salía a la luz acusando a The Givers, una empresa que trabajó junto a Attrakt asesorando y gestionando los derechos intelectuales de la empresa, de estar influenciando a las integrantes con rumores y mentiras para que finalicen sus contratos exclusivos con la agencia.

 

 

El 28 de junio, tras un tiempo del comunicado, las miembros de Fifty Fifty solicitaron la suspensión de sus contratos con Attrakt, explicando tres razones claves: falta de transparencia financiera, no cuidar su salud física y mental y falta de recursos humanos y financieros.

Al mismo tiempo que sucedía esto, las empresas Atrrakt y The Givers comenzaron a sacar diferentes comunicados discutiendo acerca de los derechos de autor de la canción Cupid, de la cual el CEO de The Givers recibía más del 90% de las regalías.

Lo más grave de la situación es que se señala a The Givers de falsificar firmas, borrar información y ocultar documentos para quedarse con los derechos de la canción, mientras los demás apenas recibieron ganancias del hit.

Por ahora, todo esto decidió llevarse por la vía legal y ya se encuentra en juicio, tanto la petición de Fifty Fifty como la batalla entre las empresas.

Todo este gran alboroto le ha traído al grupo un montón de críticas, ya que en Corea la lealtad es vista como algo sumamente importante y se les apunta de haber traicionado a su CEO, quien hizo posible el buen desarrollo de la banda.

Hasta el momento, no se sabe quién tiene la verdad en este gran asunto, pero de lo que sí se tiene certeza es que Fifty Fifty abandonará su agencia tras 8 meses después de su debut.

Esta situación vuelve peor el asunto, pues esto les significó una gran pérdida de apoyo y demorará más aún su vuelta a la música, ya que se tendrán que esperar los resultados del juicio.

 

 

Ahora bien, ¿es justo señalar a unas jóvenes de 19 años? Nosotros creemos que no.

Fifty Fifty comenzó su carrera musical hace menos de 9 meses y ya se volvieron conocidas por todo el mundo, lo cual se traduce en una presión enorme para chicas tan jóvenes e inexpertas en la industria musical. Este proceso que están viviendo no es fácil de manejar y también puede atraer a personas avariciosas y mal intencionadas cerca de ellas.

En la misma línea, la agencia confió demasiado en The Givers y no contaron que el gran éxito sacaría a relucir lo peor de su CEO, el cual, según nuestra mirada, sí está realizando actos ilícitos al quedarse con los derechos de autor de Cupid de manera muy cuestionable.

 

 

Sin duda, el grupo ya perdió una gigantesca oportunidad y su futuro no se ve para nada positivo.

Este tipo de éxitos no suelen ser comunes en grupos provenientes de pequeñas empresas, por eso es muy difícil pensar en que se volverán a abrir tantas puertas como las conseguidas en este tiempo.

A esto también se suma la negativa imagen que ha obtenido el grupo en su país, por lo que volver como si nada también será bastante complicado.

En esta situación es imposible no creer que esto significa el fin del grupo, aun así esperamos que más temprano que tarde Fifty Fifty vuelva a hacer música y esto solo sea una piedra en su camino.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en