Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Hideo Kojima: El hombre que predijo el futuro

El creador de Metal Gear Solid y Death Stranding ha sido capaz de adelantarse a la curva y presentar puntos de vista que han pasado de la ficción a la realidad.

Un poco de contexto. Hideo Kojima es una de las voces más importantes cuando de dirigir videojuegos se trata. El director japonés, responsable de la saga Metal Gear y Death Stranding, siempre ha tenido en mente la idea de crear con un propósito más allá de simplemente entretener. Sí, los juegos de Kojima son divertidos, de eso no hay duda. Sin embargo, las temáticas que abarca y las lecturas que saca de estas han sido tan relevantes que, de alguna u otra forma, han servido como ventanas hacia el futuro.

Metal Gear Solid 2 tiene como punto central el poder de la información en las manos de unos pocos. Nos hace entender la capacidad de crear el contexto necesario para controlar la información, la conversación y, como consecuencia, a la sociedad en su totalidad. Filtrar datos, entender a la propia historia como un elemento manipulable. MGS2 es capaz de predecir muchas cosas, su aporte más relevante es deconstruir a la era digital, antes de la propia era digital.

 

 

Arte conceptual de la saga Metal Gear y Death Stranding realizado por Yoji Shinkawa.

 

En MGS2 controlamos a Raiden, la completa antítesis del amado protagonista del primer juego, Solid Snake. En cada tráiler, cada fotografía, cada aspecto promocional del juego, se nos dijo una gran mentira, se nos dio a entender que jugaríamos nuevamente con Solid Snake, para, en el producto final, traicionar nuestra confianza y darnos a Raiden.

En 2001 esto se vio como un suicidio comercial, una manera de escupir a los fans que hicieron grande a Metal Gear. Hoy en día esta manipulación por parte de Kojima, se lee como el primer paso hacia el verdadero mensaje de la obra. Ni siquiera el jugador, el cuál con su dinero se cree dueño de la copia, escapa a la manipulación de un ente superior a él.

Snake es masculino, casi el cliché de un protagonista clásico. Calmado, siempre con cigarro en mano y con la seguridad para cumplir su misión. La fantasía del héroe americano, el soldado perfecto. Raiden es, intencionalmente, menos capaz que Snake. Tiene facciones femeninas, el pelo rubio y es de contextura delgada. Nunca sabe hacia donde va y todo lo que quiere, al igual que nosotros, es ser como el gran Solid Snake

Jugar MGS2 en 2023, es una experiencia distinta y completamente aterradora. En la obra original, los que controlan la información desde las sombras, son una organización secreta que, en silencio, moldean la realidad sin que nos enteremos. Lo que Kojima no pudo predecir, fue que hoy en día las organizaciones secretas no dominan sin que nos enteremos, sino que, el poder del internet y de la sociedad como conjunto, provienen de individuos con las redes sociales en la palma de su mano.

Kojima no predijo a los Elon Musk o Mark Zuckerberg del mundo, pero si logró plantar sus ideales, sus acciones y su manera de dominar la era digital. Todo esto lo hace a través de un personaje principal débil, educado a través de la tecnología y que admira figuras prefabricadas. Raiden no es un ente independiente, Raiden somos nosotros.

 

 

Uno de los principios básicos del diseño de videojuegos es la inmersión. Principio que se basa en una idea clara: mientras más inmerso en el mundo este el jugador, mejor será la experiencia y mayor el disfrute. Kojima siempre ha navegado en aguas turbulentas cuando de seguir este principio se trata. Ese momento en que el coronel te grita que apagues la consola, no es simplemente un meme más de internet.

Ese instante en que ya no puedes ignorar que estás frente a una pantalla, con un control en las manos y un disco dentro de tu PlayStation 2, es el momento en que comienzas a entender la naturaleza de lo que estás jugando. Es ese el momento en que te das cuenta de que incluso los videojuegos en los que pones tu confianza, pueden manipularte y siempre lo han hecho.

Hoy en día, es difícil no saber quién domina el mundo, quien es dueño de la conversación y quien instaura la cultura que pasaremos de generación en generación. Hoy en día, la conversación en internet se puede comprar por 44 millones de dólares, al hacerte dueño de Twitter. Hoy en día, puedes llevar a la presidencia a un candidato que beneficie tus políticas a través de la recopilación de datos en Facebook.

Hoy en día, entendemos que estamos bajo el constante asedio de mega corporaciones, las cuales, en cualquier momento, pueden cambiar nuestro paradigma social si así lo desean. Hoy en día, no es necesario jugar Metal Gear Solid 2 para entender nuestro futuro. Hoy en día vivimos en Metal Gear Solid 2.

Gracias por la advertencia Kojima, perdón por no escuchar.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en