Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Nuestros GOTY del 2023

2023 ha sido un año histórico para el mundo del videojuego. Desde entregas que han redefinido a sus propios géneros a historias que se quedarán en nuestros corazones durante toda una vida, este año ha sido especial por donde se le mire.

Los Game Awards han sido anunciados y la competencia por llevarse el trofeo al mejor juego del 2023 ha comenzado. El sinónimo absoluto de esta premiación, es la discusión en redes sociales, las especulaciones de cara a los ganadores y debates acalorados sobre porque un juego es mejor que el otro (la mejor época del año si nos preguntan a nosotros). 

Los premios inventados con Geoff Keighley, no son solo una palestra para mostrar nuevos tráilers, sorpresas y definitivamente demasiados comerciales sobre cosas que no tienen nada que ver con videojuegos. Los Game Awards son la oportunidad en la que se pretende premiar a la excelencia, el éxito comercial y crear algo así como los Oscars de la interactividad. 

Al igual que los premios de la academia, los GOTY no son más que publicidad para poder vender en una reedición juego del año y poder poder subir un escalón mediático más arriba de la competencia (al menos de que seas Overwatch y todos te van a recordar eternamente como el juego que le robo el GOTY a The Witcher 3, Inside y DOOM).

Ante esta disyuntiva sobre la importancia de los trofeos de Geoff, nosotros decidimos hacer nuestra propia lista. Nuestros 5 mejores juegos del 2023, aquellos que nos marcaron en un año espectacular para la industria, esos que están un paso más allá y que, para nosotros , serán recordados para siempre, se queden o no con la estatuilla de los Game Awards.

 

Numero 5: Hi-Fi Rush (Tango Gameworks)

 

 

Cuando de la absoluta nada se anunció que lo nuevo de Tango Gameworks, el estudio de Shinji Mikami, creador de The Evil Within, Resident Evil y Dino Crisis, sería un juego basado en el ritmo, estéticamente muy parecido a lo que fue Sunset Overdrive y dirigido por John Johanas, sonaba extraño, bastante extraño pero interesante.

Igual de sorpresivo fue saber que el juego estaría disponible de manera inmediata después de ser anunciado. Sin ninguna clase de antelación, Hi-Fi Rush fue una clase de ritmo, calidad y un carisma solo superado por el buen gusto que derrocha.

Por mucho que sea simple y realmente no busque trascender, sí que logra despuntar por sobre su competencia por ser un juego que se entiende a sí mismo de manera abrumadora. Pulido hasta el cansancio y siendo una clase maestra de cómo escribir personajes que exploten de carisma, buenas mecánicas y una coexistencia de sistemas fluida durante todo momento, la aventura de Chai y compañía puede estar de tú a tú con los gigantes de este año.

Algunos podrán decir que estamos siendo subjetivos debido a que ocupa canciones de Nine Inch Nails y The Black Keys, probablemente, razón no les falte. Más allá de nuestra pseuda parcialidad, si de algo estamos seguros es que en un 2023 tan cargado de bombazos, Hi-Fi Rush sigue manteniéndose como la experiencia más puramente divertida de nuestro año, tengas o no el ritmo necesario para afrontarlo.

 

Numero 4: Super Mario Bros. Wonder (Nintendo)

 

 

Sí, Hi-Fi Rush mecánicamente está muy pero que muy bien, pero no es Mario Wonder. Hablar de Mario es hablar de una clase maestra de diseño de niveles, Super Mario Wonder repite la fórmula clásica de los Mario en 2D, dando los giros suficientes para transformarlo en una experiencia refrescante, frenética pero también distinta.

En lo nuevo del fontanero, detener a Bowser se transforma en un viaje por descubrir que secretos tendrá Nintendo para nosotros detrás de lo que vemos a simple vista en cada nivel. Con giros que cambian completamente las dinámicas de cada desafío, conseguir las semillas para poder seguir avanzando (las cuales repiten la filosofía de las lunas en Super Mario Odyssey de estar en absolutamente todas partes), se transforma en una adicción constante que, durante las 25 horas que nos tomó completarlo, jamás se hizo pesado repetitivo ni demasiado complejo.

Al contrario, cuando parece que Nintendo está por quedarse sin algo novedoso que darnos, nos vuela la cabeza una y otra vez con una facilidad que parece generarse sin ningún tipo de esfuerzo.

Un Mario en 2D que reinventa las motivaciones de cara a completarlo, logrando ser quizás una de las experiencias definitivas de las plataformas este año, teniendo por supuesto un lugar asegurado en lo mejor de este año y siendo uno de esos títulos en los que no tienes más opción que aplaudir frente a la consistencia de un equipo que parece superarse con una naturalidad despampanante.

 

Numero 3: Sea of Stars (Sabotage Studio)

 

 

Al mirar atrás en un año tan especial, lo que recordamos es como nos sentimos cuando experimentamos aquello que amamos. Con total sinceridad, hay pocas obras que nos hayan hecho sentir lo que Sea of Stars provocó en nosotros.

No es ninguna casualidad que lo hayamos llamado «el Chrono Trigger de las nuevas generaciones». Sea of Stars es una carta de amor al pasado pero dirigida a las nuevas generaciones, una historia de aquellas clásicas, de viajar por el mundo y arriesgarlo todo con compañeros en los que descansar.

Un RPG que nos llegó al corazón con su facilidad de encajar como un reloj mecánicamente, de desarrollar personajes carismáticos una y otra vez, pero, por sobre todo, por ser hacernos pensar en lo que antes solíamos disfrutar, en traer de vuelta a nuestros recuerdos más felices, aquellos en los que la misión era detener al mal y salir adelante airoso pero acompañado.

Sabotage Studio ha creado uno de los RPG clásicos más atemporales de todos los tiempos, con la soltura de un experto pero manteniendo la inocencia de un recién llegado. Puede que Sea of Stars para muchos sea un indie más, un pixel art que dicen que está muy bien y poco más. Si Sea of Stars está tan arriba en una lista con juegos tan apabullantes, es porque nos recuerda lo bonito que solía ser esto de jugar a videojuegos y lo brillante que puede seguir siendo (básicamente este es nuestro voto del corazón, sepan perdonar).

 

Numero 2: The Legend Of Zelda Tears of The Kingdom (Nintendo)

 

Los éxitos de 2023 son, en su gran mayoría, obras magnificas con mucho que decir y demostrar. Ahora, seamos sinceros, solo hay dos videojuegos de este año que rompieron a la industria y nos llevaron a preguntarnos si realmente se podía hacer algo mejor que esto, el primero en lograrlo fue Zelda Tears of The Kingdom. 

Que la secuela de Breath of The Wild saliera bien era de esperarse, sin mucha sorpresa, todos sabíamos que TOTK iba a salir bien. Lo que no esperábamos era que fuera una clase magistral de elementos tan básicos como las físicas, la exploración, el diseño de un mundo abierto o el sentido de descubrimiento; todo esto mientras te lleva por su mundo haciéndote parte de el, independiente si miras hacia el cielo o quieres saber que hay debajo de tus pies. 

Nintendo ha sabido lograr el continuismo perfecto al proponerse crear una secuela directa. Mucho podemos criticas sobre su repetida estructura o su falta de hilo narrativo que lo distinga de su predecesor, opiniones validas todas. Lo que para nosotros es indiscutible es que la sensación que genera lograr las cosas por ti mismo, agarrar un par de palos, unas ramas, crear un helicóptero con cohetes y destruir a lo bokoblins de turno, es simplemente inigualable. 

Tears of The Kingdom es un milagro, uno que nos toco el corazón, uno que nos ayudo a ser felices una vez más, que nos llevo de vuelta a descubrir de a poco, a olvidar que existen más juegos en este mundo que no fueran este. TOTK es sin duda alguna un milagro que desafía a las ideas preestablecidas por su precuela, haciéndonos entender que si solo esta en segundo lugar, es porque el 2023 ha sido una bestialidad 

 

Numero 1: Baldur’s Gate 3 (Larian Studios)

 

Si hay un motivo por el que un nuevo Mario, la secuela perfecta de Breath of The Wild y la enorme cantidad de grandes juegos de este año no están peleando el primer puesto de todas las listas de lo mejor del año, es porque Baldur’s Gate 3 existe y eso ya es suficiente para estar un escalón por encima de todos.

Larian Studios ha creado el RPG definitivo, una experiencia que se desmarca del resto, sin importar la calidad que haya en competencia. El poder entrar a un lugar, poder afrontar la situación que se te plantee como se te dé la gana, donde los únicos límites son lo que se te pueda llegar a ocurrir son los de tu imaginación, es una promesa que muchos juegos lanzan deliberadamente. BG3 no cumple con esa promesa, para el nuevo RPG del estudio belga, es el piso mínimo de lo que puedes experimentar.

Baldur’s Gate 3 está tan por arriba del resto de videojuegos del 2023 que no podemos hacer más que rendirnos no solo ante uno de los mejores RPG del año, si no que ante uno de los mejores juegos de la historia. Ligado a la grandeza de su propio género, Baldur’s Gate 3 es difícil de explicar para aquellos que no lo hayan probado (lo intentamos en el pasado y aún así nos quedamos cortos).

La verdad es que tu primera partida a Baldur’s Gate 3 es una en la que jamás podrás encontrarte a otro jugador que esté en el mismo sendero que tú y compartan exactamente la misma experiencia. Una imposibilidad que responde a años de desarrollo en early acces, escuchar a una comunidad apasionada y confiar en un tipo de juego que para muchos no parecía existir fuera de un nicho.

Si Baldur’s Gate 3 está en los primeros puestos de todo el mundo, y claramente en el nuestro, como el mejor título del año es porque simple y llanamente, no hay nadie mejor que él. Un 2023 que nos deja muchas cosas espectaculares, entre ellas una brilla como ninguna. Aquella surreal excelencia es una historia dividida en 3 actos, pero que nos acompañará para toda una vida.

 

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en