Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Reseña: “Blue Lock: Episodio Nagi”

Una adición muy esperada al universo de Blue Lock, pero que queda a medio camino entre una recapitulación, y una historia paralela.

Agradecemos a nuestros amigos de Andes Films por invitarnos a una función anticipada de esta película.

Después de una gran primera temporada de la adaptación del popular manga Blue Lock, las expectativas quedaron en alto. Sobre todo considerando los anuncios que la siguieron: la producción de una segunda temporada y una película que adaptaría la historia de Seishiro Nagi, uno de los personajes más queridos de la serie. La escena estaba puesta, un spokon (anime deportivo) con personajes interesantes, animación atractiva y sobre uno de los deportes más jugados en todo el mundo.

Hasta ahí, todo bien. Para los más fanáticos, un spin-off centrado en un personaje secundario, pero querido por la comunidad, siempre es un regalo bien recibido. Esto es, cuando se realiza de forma correcta. Desafortunadamente, este no es el caso de Episodio Nagi. No se confundan, es una película fácilmente disfrutable, y perfecta para rememorar la historia de la primera temporada de Blue Lock como calentamiento para la segunda, pero sin lugar a dudas tiene algunas asperezas que limar.

Sinopsis

La película se centra en la historia de Seishiro Nagi, un personaje al que inicialmente solo pareciera interesarle los videojuegos, pero que cruza su camino con Reo Mikage, el hijo de un millonario que rápidamente se vuelve no solo su mejor amigo, si no también en el que descubriría las habilidades deportivas innatas de Nagi.

Juntos sueñan con ser los mejores jugadores del mundo, lo que los lleva a ser citados al misterioso y desafiante programa Blue Lock, un lugar donde cientos de chicos compiten para convertirse en el mejor delantero de Japón.

 

 

Análisis

En aproximadamente una hora y media de duración, la película mezcla recapitulación de los hechos ocurridos en la primera temporada de Blue Lock, junto con contenidos y partes nuevas de la historia. Gran parte de los exámenes y pruebas que vimos anteriormente, son repetidos pero a través de la perspectiva de Nagi, explorando sus luchas internas, desde su falta de motivación por prácticamente cualquier actividad que requiera esfuerzo, hasta su gradual transformación en un apasionado por la redonda. 

Aunque todo suena bien en el papel, en la realidad, es difícil darle emoción a eventos sobre los cuáles ya sabemos el resultado. Por un lado, es interesante saber cómo llegaron Nagi y Reo a las distintas etapas de los exámenes, pero por otro, siempre supimos que pasarían, ya que lo vimos en la primera temporada del anime.

Más aún, ellos deben pasar por las mismas pruebas en las que vimos a Isagi, el protagonista, enfrentar con dificultad, y lujo de detalle a lo largo de 24 episodios. En este caso, fueron condensadas en menos de una hora, y con narrativas que realmente no se sienten ni innovadoras ni sorpresivas, donde Nagi y Reo solían superar a sus contrincantes con facilidad.

Sumado a esto, pareciera que en la transición del manga a la película, se perdieron algunos momentos notables de la relación entre Nagi y Reo que algunos fans van a extrañar, pero si no los conoces, probablemente no te darás cuenta.

 

Blue Lock: Episodio Nagi
Blue Lock: Episodio Nagi

 

En términos de animación, Blue Lock: Episodio Nagi ni supera ni empalidece en comparación al anime, algo que no le juega a favor. A diferencia de la producción por temporada, con frecuencia semanal a las que suelen someterse las producciones de anime, los largometrajes tienen el beneficio de poder planificar con mucha más anticipación y tiempo qué partes de la historia quieren adaptar, y ordenar su presupuesto acorde a eso. Es por eso que, generalmente se puede esperar una calidad de animación superior cuando hablamos de películas de anime. Lamentablemente, este no es el caso de Episodio Nagi.

Si bien no tiene ningún momento donde la animación sea realmente deficiente (a excepción de la segunda escena post-créditos, que se nota apresurada y reciclada), el momento más impresionante, es el “Direct Shot” de Isagi en una de las últimas pruebas. Dicho eso, se nota una atención al detalle en cada una de las escenas introspectivas de Nagi, donde lucha con sus demonios internos, además de escenas que ya habíamos visto, pero redibujadas con mejor producción.

Algo que sí vale la pena destacar, es la banda sonora, que ocupa composiciones originales del anime, pero con producciones y arreglos nuevos, dándole un aire fresco a melodías que sonarán familiares para los fanáticos de la primera temporada. Esto, en conjunto con el diseño de sonido que enaltece los momentos más intensos de la película, ayudan a sentir a fondo cada golpe y pelotazo.

 

Blue Lock: Episodio Nagi
Blue Lock: Episodio Nagi

 

De cualquier manera, Blue Lock: Episodio Nagi es una divertida adición a la franquicia, que ayuda tanto a recordar grandes momentos de la primera temporada (para comenzar a prepararse para la segunda), como una nueva perspectiva y un desarrollo más profundo a un personaje querido por muchos. Algunos la encontrarán apresurada y con problemas de ritmo, pero otros podrán apreciar la esencia y emoción que captura la película, dejando a los fanáticos con ganas de más. La única forma de saber, es ir a verla.

Blue Lock: Episodio Nagi está disponible a partir de este jueves 11 de julio en cines de todo el país. En la región de Valparaíso, te recomendamos el Cine Arte de Viña del Mar.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en