Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Spider-Man Across the Spider-Verse: la excelencia de la animación moderna

la segunda parte de Miles Morales viene a revolucionar el mundo de la animación con una película que no ha dejado de ser elogiada por todo el mundo.

Luego de una gran primera película, en este caso ganadora del Oscar, siempre es complicado enfrentarse a crear una secuela. Las segundas partes, desde su base, trabajan con el deber mínimo de mantener estándares y agradable al público anterior. Todo un reto para las producciones cinematográficas.

Sin embargo, Spider-Man: Across the Spider-Verse no simplemente supera este problema, sino que, además, nos entrega un producto sumamente superior. La nueva cinta de Marvel es, sin exagera, una obra donde encontramos el punto más alto de la animación moderna en conjunto con una increíble historia.

En primer lugar, la idea de reunir distintas variaciones de Spiderman, por si sola, suena increíble y lo es. Aun así, esto podría traer un sinfín de problemas para la trama por la cantidad de personajes, pero dentro de la narrativa saben sobrellevarlo muy bien y, al mismo tiempo, saben contarnos una historia introspectiva acerca de Miles y Gwen.

A los elementos antes mencionados, se les suma la presencia de grandes personajes secundarios: Jessica Drew, Spider-Punk y Miguel O´Hara. Además, encontramos diversas referencias y un buen sentido del humor que, sin duda, logran converger cohesivamente y sumar muchos puntos a la película.

 

 

Ahora, yendo al apartado animado, es difícil comenzar. Al momento de dejar el cine, siendo un gran fanático del mundo animado, quedé preocupado y maravillado. El nivel entregado por parte del estudio de animación, Sony Pictures Animation, es algo nunca antes visto. Si la primera entrega que protagonizó Miles Morales era para quedarse sin palabras, la actual no tiene sentido.

Durante las dos horas que dura la cinta, podemos ver cómo se une el arte pop, el CGI, la animación 3D, el grafiti, la acuarela, el stop-motion, la animación 2D, el arte glitch, entre otras muchas técnicas. Además, se pueden observar distintos tipos de recursos como las onomatopeyas, las viñetas, la psicodelia, la abstracción, etc.

En la misma línea, me encanta que el mundo de Gwen se base en los colores, donde las emociones son las que definen las tonalidades de su vida, y me encanta que la animación de Spider-Punk tenga un estilo tan propio, donde se refleja el trabajo a mano imitando un poster de rock.

Entonces, ¿Cuál es el problema? ¿Qué es lo que genera preocupación? Pues, me preocupa que se vea esto como algo normal. Me preocupa que las personas esperen un nivel parecido en otras entregas animadas, cuando no será así. Lo Logrado en esta producción, además de ser el claro ganador del Oscar, marca uno de los hitos más importantes de la animación moderna.

 

 

Según críticos del New York Post y New Work Time, la película se perfila para marcar historia. En su momento, la primera entrega revolucionó la animación y esto se materializó, por ejemplo, con Arcane (2021). Por lo tanto, se espera que lo realizado aquí vuelva a influir y cambiar el panorama de la animación en gran medida.

Esto no es un nivel fácil de alcanzar, pero será genial ver como las demás casas de estudio se nutren de un gran trabajo e intentan igualar o superar lo entregado en Spiderman.

Seguramente, durante esto, se me olvidó mencionar ciertos aspectos, pero en lo general, esto es cine. Por ahora, solo queda esperar la próxima película y ver que nos espera más adelante con el fin de la trilogía.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en