Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Strangehuman: la batalla de ser reconocido en Chile

También conocido como Max Valenzuela, hoy sigue siendo un artista estigmatizado en nuestro país a pesar de triunfar en el extranjero.

Al momento de hablar de artistas nacionales que la están rompiendo o que se proyectan de buena manera, el público chileno suele tener una lista bien definida y en esta, normalmente, se suele pasar por alto un nombre. Estamos hablando de Strangehuman, más conocido en nuestro país como Max Valenzuela, un artista que con tan solo 19 años viene realizando un muy buen trabajo, pero que no logra ser profeta en su propia tierra.

Con su reciente álbum METAMORFOSIS estrenado este año, contando con diversas giras en México y siendo uno de los representantes de Chile en el festival Rolling Loud realizado en Miami, donde compartió escenario con artistas como Playboi Carti, Travis Scott, Asap Rocky, entre otros, el cantante urbano ha ido construyendo una carrera muy sólida digna de reconocimiento. Aun así, esto no le ha bastado para crearse un fuerte espacio dentro de la escena nacional y ha sido en México donde se ha consagrado como un artista de renombre.

 

Strangehuman en medio de un concierto por México.

 

Pero ¿Por qué estamos hablando de esto? Pues el pasado sábado Max volvió a nuestro país para presentarse en el Teatro Caupolicán, esto en la previa del concierto de Álvaro Díaz, y se pudo notar, tanto en los días previos al show como en medio del mismo, un constante señalamiento negativo solo por su pasado.

En redes sociales, por ejemplo, algunos internautas al saber que sería parte del espectáculo no dudaron en atacarlo y burlarse, pero no por algo en contra de su música, sino por algo en contra de la propia persona. Situación que, lamentablemente, también pudimos notar en el teatro por un pequeño grupo de personas.

El show de Strangehuman en el Teatro Caupolicán fue un espectáculo que fue de menos a más, donde costó que Max se encontrase cómodo. Todo esto, sumado a los problemas técnicos del principio, evidenciaron un mal pasar en las primeras canciones. Durante un momento del espectáculo, se pudo escuchar al artista diciendo: “Acompáñenme que me siento solo”. Esto, acompañado de diversas miradas al piso y algunos comentarios desagradables provenientes del sector de cancha, resultaron en un ambiente algo extraño, hasta la interpretación de su gran hit “Revenge”, canción con la que consiguió animar al público

Esta demostración de odio sin sentido, creada por una imagen del pasado, es la viva demostración de un país que no valora al 100% a todos sus artistas y que no sabe aceptar los cambios de una persona, pues es la imagen de un Max Valenzuela de 13-14 años, la que sigue dando vuelta en sus mentes y la que incita este odio hacia él.

 

Comentarios tras el anuncio de la presentación de Strangehuman en el concierto de Álvaro Díaz.

 

Es difícil comprender por momentos a nuestro país y su doble moral, donde no se deja de hablar de la importancia de apoyar al músico chileno e impulsar nuestro arte como algo esencial, pero somos capaces de enrostrarle a un cantante que nos representa de forma internacional su pasado y burlarnos de aquello.

Parece que poco aprendimos del trágico sucedo ocurrido con el artista urbano Galee-Galee y el daño que pueden causar los comentarios por redes sociales. Más aún, tomando en cuenta que esta persona ya vivió serios momentos de odio por internet y esto le significó un sinfín de problemas en su vida personal.

Sin duda, este es el momento para dejar atrás todos estos estigmas generados hacia Max Valenzuela y darle una verdadera oportunidad en su tierra, sin prejuicios y dejando de una vez por todas de darle tanta importancia a su pasado.

 

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en