Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tronic: Un legado intergeneracional

Con un show lleno de energía, filosos sonidos y una conexión con la audiencia construida a través de letras que han crecido de la mano de su público, Tronic demostró porque el sonido del buen pop punk no conoce barreras generacionales.

Tronic es una banda nacional que reúne a un público variado, pero que, en algún momento de sus vidas, se vieron conectados por llegar tarde a una prueba, un desamor juvenil, rabia contra un sistema desigual o simplemente estar envueltos en la esencia de ser adolescente.

Con toda esta vibra de nostalgia, el casino Enjoy de Viña del Mar, fue la prueba de cómo una banda tan transgresora e identitaria del punk nacional, es capaz de conectar con las nuevas generaciones sin olvidar a ese público que ha crecido con sus letras.

 

Fotografía por Benjamín Zamora.

 

Un show que tuvo como principal protagonista a la energía del público, uno que coreo a tono con la banda su amplia discografía. Luego del show, Tronic tuvo palabras para referirse a esta energía, destacando el caluroso y algo agobiante ambiente, contrarrestado con la frenética reacción del público:

 

«El show estuvo a toda raja, muy caluroso y peleado, pero la gente estuvo tan prendida que poco nos importo. Un sueño cumplido para nosotros tocar aquí en el Enjoy, un lugar que nunca pensábamos poder alcanzar.»

 

Si bien el cariño fue avasallador, combatir el ambiente térmico del lugar también lo fue. Un Enjoy repleto que lidio con el calor de la única manera en que un buen público de pop punk sabe hacerlo: saltando en todas las canciones, mosheando a ratos y algunos sacándose la polera para sentir aún más el momento (o para lidiar con el sofocante ambiente).

La discografía de Tronic es variada y extensa. Desde su primer disco «Ke Patine la Risa» que obliga a volver al colegio y rememorar esos momentos de juventud, hasta su último lanzamiento «With Música Is Mejor», en donde la maduración en el sonido de la banda los lleva a letras más consientes, guiadas por la experiencia de un sonido por sobre todo frenética.

 

 

Ese descontrol llegó a su peak en el Enjoy cuando la banda presentó uno de los temas más representativos de su sonido, estamos hablando de «Mateo», una canción poderosa, tanto por su sonido como por su letra, la cual relata la historia de un estudiante que llega atrasado a rendir una prueba.

Un concepto básico, pero identitario en cada uno de los asistentes, los cuales tuvieron en un nivel de energía sólo conseguible gracias a la filosofía de composición de la banda, quienes comentaron que esta nace desde instancias reales que plasman con simpleza, dando como ejemplo a la canción «Misis Guiñi», la cual contiene letras como: «Esto de la jubilación hay que ponerle atención», demostrando que Tronic siempre ha sido una banda con mucho que decir sobre el contexto que los rodea:

 

«La canción nació por una experiencia que tuvimos con Rigo cuando íbamos a comprar a un Unimarc en Santiago. Había un señor mayor que andaba con bolsas, muy bien vestido, una calculadora, un maletín; sacaba muchas cosas, las tomaba y calculaba el precio.

Cuando iba a pagar a la caja solo pagaba una sémola, lo cual era raro porque como llevas una calculadora solo para pagar una sémola. Sacándole el rollo cachamos que lo que estaba haciendo era un robo hormiga porque claramente la jubilación ya no le daba. De ahí nace la canción.»

 

Letras como estas son las que logran que el mensaje de Tronic sea tan valioso, considerando como lo plasman y al público que alcanzan, el cual en el casino Enjoy, no podía ser más variado. Desde niños muy pequeños, familias completas y gente más mayor, todos los ahí presentes eran evidencia viviente de una longeva carrera y de cómo su música sigue siendo consumida por las nuevas generaciones.

Como resultado de este fenómeno, los coros que se unieron para gritar los temas de la banda, se coloreaban gracias a una gran variedad de voces. Elemento que la banda reconoció dejando que el público cantara a capella la canción más conocida de la agrupación, estamos hablando de «Golpe Final». A pesar de que los fans la pedían a todo pulmón, no pudo ser tocada de inmediato, ya que el amigo de todos los fans de Tronic, el eterno Ciro Longa, le comunico a Chavin que no saldría a tocar a menos de que todos corearon la canción en solitario. Claramente, lo hicieron, claramente Ciro salió a tocar, claramente fue un momento emocionante para todos. 

 

Fotografía Benjamín Zamora.

 

Al terminar el show muchos niños se acercaron al conjunto, pidiendo una foto, un autógrafo y coreando canciones que se sabían con los miembros. Una fila se formó a puertas cerradas para que la banda pudiera conocer a sus fanáticos, la cual no discriminaba entre edad, género, estilo o años de lealtad a Tronic. Todas y cada una de las personas que ahí se encontraban, se llevaron la misma calurosa interacción.

Es lo que tiene fusionar los sonidos del pop punk, muchas veces agresivos y rápidos, con letras que probablemente conectarán con personas que hoy son padres, los cuales bajo el paraguas de Tronic, quieren inculcar a sus hijos en la música que a ellos mismos los vio crecer.

 

Fotografía por Benjamín Zamora

 

Con la siempre atenta mirada de su baterista virtual, Tronic se despidió del Enjoy entre aplausos, gritos y sudor, bastante sudor. La banda actualmente se encuentran en una pequeña gira y ad portas de seguir lanzando material de estudio, con la misma intención que han tenido siempre, seguir cultivando su identidad con un sonido que siga acompañando a los de siempre, sin jamás olvidar a los que vienen. 

El casino Enjoy de Viña del Mar seguirá realizando show durante todo el verano, en su instancia llamada Enjoy Summer Fest, en la que se fusionan shows gratuitos y otros pagados. Revisa la cartelera de eventos que se vienen en Viña del Mar a través de la página oficial de Enjoy.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Encuéntranos en